jueves, marzo 24, 2005

Sindicato "canallesco"

Hace unas semanas se ponía en marcha el Sindicato de Periodistas en Córdoba. Que unos cuantos profesionales de la Canalla hayan salido de su ensimismamiento para reivindicar dignidad en el trabajo es una buena (y casi increíble) noticia. Los que se dedican a eso de la información padecen el mal de la pluma o del objetivo, según su labor, enfermedad que se traduce como una mezcla de los siguientes factores:

a) Síndrome de Estocolmo con respecto a los mandamases de la empresa.
b) Orgasmos múltiples cuando se entrevista o enfoca a un concejal de medio pelo o a un personajillo de la farándula farandulera.
c) Cuarto y mitad de corporativismo de saldo.
d) Repetición mecánica de la frase: “Ejjjj que las cosas están asín”.
e) Desconocimiento absoluto de las cuestiones laborales.
f) Ego cegador, hasta el punto de que el afectado suele hostiarse con el mismo quicio de la misma puerta abierta una y otra vez, imposibilitando el paso de su egregia figura.

Al menos un puñado de ellos se han caído del caballo, y tras romperse los piños van a ponerse a reclamar asuntos que en otros trabajos ya se trataron en el siglo XIX. Nunca es tarde, total: ¿qué son doce décadas? Pues nada, un suspiro.

Sin embargo en este sindicato no están todos los que quisieran estar. Al parecer, el diario más Jolywoodiense de la urbe tiene un espíritu semejante al de los negreros de antaño. Los mariscales de campo de este periódico, no contentos con mantener a sus redactores y fotógrafos a pan y agua –que la cesta de la compra está muy cara-, no ven con buenos ojos la sindicación, así que han lanzado un mensaje subliminal, al estilo de Gila: “alguien puede ir a galeras si se apunta a según que sitio…” (léase con el necesario retintín). Parece ser que la prensa democrática todavía tiene reticencias hacia la libertad de reunión cuando la reunión le pilla en casa. Esos malandrines que quieren cobrar algo más de veinte mil duros (antigua moneda española) y que les paguen los domingos trabajados sólo pueden escribir su simbólico epitafio si deciden aspirar a un sueldo decente y a las ventajas legales que les birlan en este sector tan precario. ¡No pretenderán esos cabronazos pagar el alquiler!, dicen que dijo alarmado el teniente coronel Joly Wan Kenobi cuando se enteró de que sus díscolos y asustadizos pupilos asistían a peligrosos encuentros judeomasónicos en pro de mejorar su situación.

Recuerden en cualquier caso que, hasta el momento, el estado interno de los medios de comunicación en Córdoba, ciudad de las tres inculturas, ha sido culpa de todos los implicados, desde el macro-responsable que en estos momentos está jugando al golf al recién licenciado o intruso de turno que se prostituye por dos caricias conmiserativas al mes y unos piensos de perrillo faldero.

Eso sí, no podemos terminar este texto sin hacer mención a ese grupo de luchadores natos, prohombres de la solidaridad y avezada vanguardia periodística que componen la sociedad gastronómica conocida como Asociación de la Prensa. Eso es dar la cara y lo demás es tontería de catering y tente tieso. Nuestras felicitaciones por… por… por… las bolas de flamenquín. (¿Cómo se ponen risas enlatadas en este chisme?).

doctor_perol@yahoo.es

7 comentarios:

Queen Sunday dijo...

Bien, bien, bien. Estimado amigo marciano. Ha demostrado tener usted una visión bastante amplia de la realidad periodística de esta ciudad, por lo que deduzco que su privilegiada tribuna le permite captar las radiaciones que emitimos muchos de los especímenes de esta profesión.
Observo que tiene usted, amigo marciano, línea directa con el planeta Gran Capitán ¿Ha abducido usted a algún terrícola? ¿Tiene también línea con los planetas Gondomar y Torrecilla? Espero que responda a estas cuestiones en sus siguientes notas, que muchos esperamos. Porque, le informo, que su aterrizaje a despertado no poco interés.

Ana Fdez. dijo...

Felicitaciones al Dr. Perol de parte de Ana Fernández. Sí, firmo este comentario, no quiero que sea anónimo. Teníamos Córdoba desierta de bitácoras o blogs y éste perol sideral es la leche, me encanta, promete muchísimo. Y nada, a colaborar y escribir algo. Y por favor, palabras de verdad, inteligentes, humorísticas, el otro lado de la información y no meros cotilleos. Me estoy adelantando, y no lo digo por el Dr, sino porque corremos el riesgo de no aprovechar como se merece y puede dar de sí este estupendo y libre, libérrimo medio. No veas la de lectores/as capitostes/as que vamos a tener los de la canallesca. La Fernández, más indómita de lo que parece. Besos

M RUIZ dijo...

Felicidades Doctor Perol. Hasta ahora tenía mis dudas, pero esto demuestra que los extraterrestres existen, que hay vida en otros planetas, que nos observan... Y lo mejor de todo; que están entre nosotros.

Por cierto, no tengo nada en contra de las sociedades gastronómicas, pero me alegraré si las críticas sirven para que sean algo más.

Ánimo Doctor Perol.

Anónimo dijo...

Rafa, sal del armario, ya sabemos que eres tú, no finjas, cobardeeeerrrr de la praderaaa!
FDO: Tico Medina. (El Perol es míoo, mi tesoroooo!!!)

Anónimo dijo...

¿Sindicato de periodistas? ¿De que periodistas? Porque hay algunos.....Por ejemplo: Rodríguez Aparicio y su esposa Maria Olmo; socios del falso aeroclub de Córdoba, y protagonistas directos de la expulsión del socio de ese club, por oponerse a la Misa que dicen en sus instalaciones deportivas. Con fundamentalismos como ese, en pleno siglo XXI¿a donde vamos?

que me quede como estoy dijo...

¿sindicato? ¿Periodistas? ¿no saben que esas dos palabras se repelen en esta ciudad como aceite y agua? ¿Alguien conoce a dos periodistas que se hayan puesto de acuerdo aquí para reivindicar algo?
Las utopías son muy bonitas pero la puta realidad es otra y la culpa no la tienen los de arriba, sino nosotros mismos que somos así. Y así nos moriremos. Y si no que se lo pregunten a los de la larga lista de parados proveniente de sitios como Localia.

somebody dijo...

酒店經紀人,菲梵酒店經紀,酒店經紀,禮服酒店上班,酒店小姐,便服酒店經紀,酒店打工,酒店寒假打工,酒店經紀,酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工經紀,制服酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工,酒店經紀,制服酒店經紀,酒店經紀