sábado, febrero 10, 2007

Controversia cerebral

En el año 2001 se plantea el Plan Director del Cerebro de Político Cordobés, donde se incluye una ampliación de la longitud de la amígdala cerebral tanto por arriba como por abajo, además de otra ampliación, esta vez en anchura, del cuerpo calloso. Este proyecto trataba de compensar las carencias detectadas entonces en la cabeza de los prohombres y que impedían el desarrollo de la ciudad. Sin embargo, un estudio de la medida demostró que la ampliación de la anchura invadía zonas del cerebro catalogadas en el Plan General de Ordenación Encefálica como pensables, por lo que un anexo modifica el plan director y lo reduce a una ampliación de la amígdala, quedando como está el cuerpo calloso, que como mucho puede doblarse en anchura sólo si es necesario y no estorba al bulbo raquídeo.

Córdoba se ve envuelta años después en una controversia por este asunto, que aparece en la portada de los diarios con frecuencia. Cerebros Españoles y Navegación Neuronal indica que la anchura del cuerpo calloso ha de llevarse a más del triple de la que tiene. Los cerebros del Ayuntamiento se niegan al considerar que ese incremento conlleva una inversión neuronal que no están dispuestos a asumir, además de la expropiación de la glándula pituitaria. Por su parte, los cerebros afines al Gobierno de la nación y al de Andalucía afirman que eso ya lo sabían, y que al tálamo tálamo y al hipotálamo hipotálamo.

Los cerebros del Ayuntamiento piden que se construyan dos conexiones neuronales diferentes, una para acoger ideas, y la otra para deshacerse de ellas tan rápido como lleguen. Cerebros Españoles y Navegación Neuronal, tras el pertinente estudio, indican que se peinen el cerebelo de lado.

Los cerebros del Ayuntamiento manifiestan que se puede intentar una nueva conexión neuronal de forma perpendicular. Cerebros Españoles dice que va a ser que no, pero qué mira, aunque los cerebros afines al Gobierno dicen desde el principio que se introduzcan la propuesta en la médula espinal, con el gustillo que entra. Y en medio de todo esto, los cerebros populares se mueven por la corteza cerebral al son de impulso eléctrico que más caliente.

Surgen entonces cerebros empresariales que apuestan por sustituir la idiocia pública por la idiocia privada. Y en ese punto nos encontramos, aunque la ciudadanía sigue pagando las consecuencias de un tamaño del cerebro político de todas las tendencias y colores bastante inferior al aconsejable en comparación al tamaño del cráneo de la Ciudad de las Tres Inculturas.

27 comentarios:

Cerebro de ex-concejal dijo...

Excelente forma de llamar la atención acerca de la ineptitud de los politicastros que nos rodean.

Anónimo dijo...

A propósito de controversias cerebrales, qué cortito es este doctor o doctora, perol o perola. ¡Y dale con lo de las tres inculturas! A ver si navegando por Wikipedia -igual que debió hacer la semana pasada con los latinajos-encuentra usted, señor o señora -no soy tan inteligente como la señorita Ruiz Arjona para detectar el sexo del perol por la forma de expresarse- una calificación más apropiada para esta ciudad y, de paso, sigue con el rodaje cultural de sus neuronas. Atentamente le o les saluda, el anónimo uno de hace unas semanas.

avejorres dijo...

Esto de las humanidades es así... anónimo. Usted parece haber abrazado el dogma de las tres culturas para comodidad suya, y es por eso que tanto le molesta que otros no lo vean así como no sea yendo al museo de la calahorra y siguiendo a pies juntillas el sermón que suena por el pinganillo, creyéndoselo todo como rubicundos turistas de Wiscónsin. Pero todo eso es cosa del pasado, que si fue glorioso, es perfecta coartada para seguir viviendo del cuento. El asunto de un futuro distinto, que es de lo que aquí se habla, es harina de otro costal. El futuro siempre empieza hoy mismo, y dado que en esta ciudad somos tan reacios a despegar de un pasado tan glorioso por miedo al ridículo, para no dejar que vuelen los cien pájaros (ya que haría falta un aeropuerto) nos agarramos el nuestro con la mano, dicho de otro modo, nos tocamos las pelotas, que es deporte nacional y no es de riesgo. Por último me permitiré señalar, por si sirviera a alguien, algunos rasgos que delatan a todas luces la masculinidad, además de la madurez, del doctor perol: literariedad, juegos de palabras, profusión de metáforas, declinaciones latinas y demás retruécanos que amenizan y dan un poco de aire fresco al pájaro a la espera del próximo escopetazo de postas que dé con sus huesos en el suelo.

La Gata Flora dijo...

Claro, porque la literariedad, el dominio del idioma, las metáforas y los juegos de palabras son cosa de hombres, argumento suficiente para identificar la profunda voz del macho... Lo mismo que la madurez... Anda que... Y luego no quieren que se les levanten en armas las jóvenas...

Anónimo dijo...

No, si con amigotes como Avejorres, para qué quiere el machote del doctor perol enemigos. Eso es camaradería entre colegas y lo demás es tontería. O uso de técnicas de despiste, también. Anónimo uno, otra vez.

avejorres dijo...

Si uno se atiene a la letra comprende que la literariedad es un valor en sí mismo. ¿Se puede considerar, reconocer, elogiar ese valor en un texto al márgen de la persona que lo escribió? La respuesta no puede ser más que afirmativa, de lo contrario la literatura no existiría. Ninguno de nosotros conoció personalmente a Cervantes, ni se acostó con él, y todos, no obstante, admiramos su valor literario. Claro que el dominio del idioma no es patrimonio de ningún sexo, y precisamente en este blog hay otro artículo que denuncia ese peligro en la iniciativa de unas "jóvenas". Aclaro, por tanto, que no soy amigote del doctor perol, sino sólo un lector suyo, y me maravillo de que me hayan salido repentínamente dos enemigotas tan acérrimas. Pero en esta columna quizás se debiera estar hablando más de cerebros y aeropuertos que de cuitas de género, por lo que pido disculpas si mi comentario ha podido propiciar este desvio en el rumbo del vuelo.

la gata flora dijo...

Bueno, yo estaba hablando de cerebros, del suyo, en concreto. Insisto: anda que...

Anónimo dijo...

Uf, qué pesados sois.

Anónimo dijo...

ni castilla del pino en sus años mozos podría explicar esto nuestro de los cordobeses del amor y el odio a nuestra parcelita, ancho es el mundo sino que se lo pregunten a averroes y su exilio en egipto... el hembrismo es tan cabra como el machismo, solo que esto último está naturalizado en el sentido común, para que discutir lo evidente.
CU

Anónimo dijo...

Pero, ¿el exilio de Averroes no fue en Lucena? A lo mejor es que no hablamos del mismo filósofo. Eso va a tener que ser.

Doctor Perol dijo...

Por el Dios de todos los anónimos, invéntense apodos.

anónimo dijo...

Mi apodo es anónimo. Firmado: anónimo.

corto maltes dijo...

anónimo, cierto, fue desterrado a Lucena y vivió en marruecos, me confundí con Maimonides

corto dijo...

de las tres inculturas no sé lo que si sé es que somos la provincia andaluza con más paro, que parece que vivamos en el medievo en algunas cuestiones y que la gente joven sigue inmigrando, yo soy uno de ellos.
saludos desde barcelona

Blanca Doble dijo...

De acuerdo, a partir de ahora, y cada vez que quiera meter la cuchara en el perol, lo haré con el apodo de Blanca Doble. Por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy conforme con las apreciaciones del doctor, ya que si todos nos llamamos "anónimo", al final nadie sabrá con quién demonios está hablando y esto se convertiría en una paranoia más propia de la tierra que de las alturas siderales. Yo soy, por si sirviera a alguien, quien no soporta el titulillo de "las tres inculturas", el "anónimo uno que -a decir de otros- lanza dardos"...¡éeese!
Pues bien, en primer lugar, y ya que Avejorres pidió disculpas por meter la pata con su observación del género...masculino, yo también le ruego me disculpe por llamarle "amigote del doctor" y que sepa, de antemano, que yo, de verdad, no soy para nada su "enemigota". En cuanto a lo de "haber abrazado el dogma de las tres culturas por comodidad mía", me gustaría aclarar que yo no me voy abrazando por ahí con cualquiera, y menos con un dogma que vaya usted a saber quién es y de dónde leches ha salido. Yo me abrazo con quien me da la real gana y no, precisamente, por comodidad o frivolidad. ¿Aclarado todo y de buen rollito? Pues eso, que parece que lo de tocarse las pelotas no es un gesto autóctono de esta ciudad de las tres...mejor, vamos a dejarlo así. La última cita con las urnas ha dejando claro que los andaluces preferimos la convocatoria de un tamboril a los discursos de nacionalismo de a 60 céntimos el cuarto. Puede que eso mismo sea lo que nos pasa a los cordobeses y que prefiramos quedarnos como estamos antes que serguirle el rollo a unos políticos de saldo, cuyo ingenio queda a años luz de lo que realmente merece nuestra ciudad.

avejorres dijo...

No olvide que esta es una ciudad que vive del turismo, y son precisamente esos políticos que usted denosta los que comulgan ante el altar de las tres culturas para velar por nuestros intereses alimenticios en esa nube del mundo globalizado en la que vivimos y de la fuerza negativa que la mantiene gravitando sobre nuestras cabezas y que se llama tiranía del "buen rollo" o de lo políticamente correcto como prefiere llamarlo el doctor perol. De ahí que una simple afirmación como las tres inculturas, que parodia los escenarios comunes de la pseudocultura oficial, levante tantas ampollas y tantos desarreglos grastrointestinales.

Blanca Doble dijo...

Vale, a ver si lo he entendido. Primero dijo que la literariedad era un guiño a la masculinidad para después afirmar que, como los ángeles, no tiene sexo. Luego me echó la culpa de denostar a los políticos, a quienes debemos el pan nuestro de cada día, pasando por alto que fue el doctor perol quien abrió fuego midiendo sus perímetros craneales. Muy bonito, ¿no le parece?. Yo creo que esto es mucho más sencillo que todo ese lío. Al final todos estamos por lo mismo, aunque lo expresemos de formas diferentes: los políticos, en general, están fundíos, sí, y ¿qué culpa tiene Córdoba?

Anónimo dijo...

A antes de que tiro del maquillaje y después de tiro del maquillaje. Y déjeme le dicen, un qué maquillaje de la diferencia hace. Es casi como algunos de estos Web site que se sientan que tienen que poner encendido una demostración con todos sus gráficos de lujo y animaciones de destello.

Anónimo dijo...

Mejor que un maquillaje que siempre destiñe, un buen lavado de imagen que perdura más en el tiempo y produce efectos luminosos.

Anónimo dijo...

No sé si son tres las inculturas tradicionales de esta ciudad, o es una que lo abarca casi todo.

Anónimo dijo...

incultura la que tiene el que escribe esto

blanca doble dijo...

Este perol necesita una fórmula de urgencia porque, por mucho más que se retuerza, ya no da más de sí. ¡Cuánta negatividad y cuánto critiqueo! Cómo si el doctor o cualquiera de los que perdemos tan tontamente el tiempo leyendo sus ¿artículos? fuéramos perfectos. Quien más y quien menos...A ver si ahora el peñista no va a poder ir a su peña, el perolista a su parcela o el jubileta a echarse una partidita de dominó por miedo a que los llaman incultos. A ver si no vamos a poder estar en desacuerdo con una torre de no sé cuantos metros y con un granito rosa que es un esperpento sin mirar de reojo por si se nos tiran a la yugular unos enteradillos postmodernos . A ver si vamos a tener que renegar de todo lo que hemos mamado para ser bienvenidos en el flamante "club de los cordobeses cultivados". Somos como somos y aquí cabemos tós. Y si nos da la real gana de maquillarnos, lo hacemos; si nos queremos lavar, nos lavamos; y si queremos gritar que Córdoba nos gusta tal y como es, nos desgañitamos. A ver esto qué va ser, que ni es un perol ni es ná . La humanidad progresa gracias a la diversidad y hay que ser mú toooorpe para no quererlo aceptar. ¡Hombre, ya!

j.caro dijo...

Paisano, no te dejes amedrentar por los sin nombres, en esta ciudad la covardía no nos deja definirnos por ninguna cultura (ya inexistente hasta el 2012, se supone).
un saludo

Queen Sunday dijo...

Pero bueno ¿nadie va a comentar la genial entrevista del doctor publicada en Diario Córdoba? Confieso que ando buscando sus manos por Córdoba.
¿Realmente pedirá en matrimonio a la alcaldesa? Si usted quiere, yo iré de madrina con corona, como obliga mi condición de reinona

lamalgama dijo...

Por Dios lo que me he reido con la entrada, buenísimo. Me quito el perol ante usted o usteda, que me dá lo mismo que lo mismo me dá. Te propongo que escribas sobre las próximas elecciones, de cómo van tomando posición los alcaldables (aunque algunos estén teniendo problemillas para confeccionar su lista), y de la larga lista de estupideces que empiezan a prometer (en especial estos endosados por obra divina, que nadie sabe que carajo han hecho para aparecer de pronto). Bueno y de las tradicionales inauguraciones, primeras piedras, segundas, presentaciones de borradores de futuros proyectos, meadas de los candidatos, concursos de a ver quién se pee más fuerte, etc, etc...

Cordoba t quiero dijo...

Muy buena la critica hecha. Quizas si los politicos tomaran nota, quizas, el cerebro de Cordoba no daria un encefalograma totalmente plano para el tema de los vuelos-aeropuertos, palacios al sur y demas proyectos que se hacen eternos.

somebody dijo...

酒店經紀人,菲梵酒店經紀,酒店經紀,禮服酒店上班,酒店小姐,便服酒店經紀,酒店打工,酒店寒假打工,酒店經紀,酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工經紀,制服酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工,酒店經紀,制服酒店經紀,酒店經紀